Misión 6: A TIRO DE PÁJARO


Acto 0, lo que ha ocurrido hasta ahora:

A Michael Ironhand lo ascendieron hace poro a subdirector de la sucursal de Seattle de Workhammer Construction Industries Co. Ironhand siempre fue alguien un poco inocente aunque muy bueno en los negocios, razón por la que su superior lo ascendió, sabiendo que así no tendría detrás a alguien luchando por usurparle el puesto, como su antiguo subdirector. Michael, entusiasmado, se puso a comprobar los datos de su antecesor, y pronto descubrió que su compañía había tenido unos cuantos tratos de lo más extraño con un tal Tiger. Habían convertido un amplio piso en un lugar lleno de pequeños tabiques, con numerosas entradas ocultas. Se puso a investigar y pronto supo que algo no iba bien. Sin embargo, el Agente de El Espejo en seguida se enteró de que había aparecido una nueva Sombra, y decidió que era el momento de tomar cartas en el asunto. Sin embargo, el jefe de Michael sabía que Tiger no era alguien corriente, y era un contacto muy útil para la organización. Así pues, el Agente resolvió contratar a un grupo de shadowrunners para acabar con el molesto corporativo sin que él ni sus hombres se pudieran ver mezclados en ello de ninguna manera posible.

Acto 1, el contrato:

Recibirán una llamada del fixer a cualquier hora del día, para decirles que les ha conseguido un nuevo y simple trabajo, muy bien pagado, para un misterioso cliente. Tendrán que eliminar a un corporativo bastante descuidado en un plazo máximo de una semana, y eliminar unos datos que tiene en su despacho de oficina. Lamentablemente, los datos se encuentran en un ordenador conectado únicamente a la RTLP de la corporación, que se conecta con la RTR por medio de una conexión fugaz de cuyos algoritmos no se dispone. Por ello, deberán entrar dentro del despacho a recuperar los datos. El pago será de 20.000 $ por cabeza a la entrega de una demostración de que el archivo ha sido eliminado. Si les interesa, deben ir a los cines McCloud esa noche a las once, y en los retretes para hombres de la Sala 13 encontrarán un sobre con los datos metido en el conducto de ventilación.

La recuperación del sobre no ha de presentar ningún problema, por lo que tampoco hay que demorarse mucho en ello.

 

Acto 2, el sobre y poniéndose en marcha:

En el sobre encontrarán un texto y unas fotos. El texto dice:

<<Este es vuestro objetivo: Michael Ironhand (foto 1) trabaja para la Corporación Workhammer Construction Industries, como subdirector. Es un hombre confiado e ingenuo, que no suele llevar escolta. Una vez eliminado, deberán introducirse en su despacho (foto 2) utilizando una llave que encontrarán en el cadáver de su objetivo (foto 3). La cerradura tiene también un escáner retinal un poco primitivo, por lo que será necesario retirarle uno de los ojos a la victima. En el despacho, en la zona de contabilidad, deberán eliminar los datos de Marzo. Una vez esto, en un plazo máximo de una semana, llamad al número 555-6687966 para concertar la hora y el lugar de la entrega del dinero, así como de una demostración de que el archivo ha sido borrado y no copiado a ningún lado.>>

Junto a la nota explicativa encontrarán las tres fotos a las que hace referencia la susodicha. La primera muestra a un hombre de unos treinta años, bastante atractivo, moreno y musculoso. La segunda muestra un despacho con un ordenador y una gran ventana al fondo. La tercera, por su parte, muestra una moderna llave magnética de doble ranura, lo que imposibilitaría la posibilidad de forzar la cerradura a menos que se tuvieran dos llaves maestras conectadas la una a la otra y trabajando juntas, lo que sería un cierto trabajo de técnico, probablemente bastante caro, que de poca utilidad iba a ser en trabajos futuros.

Lo lógico, una vez que se ha leído esto con cuidado, es que vayan a consultar a sus contactos. Estos podrán darles la siguiente información:

-La dirección de la casa es el número 172 de la calle 317 (Zona del centro de la ciudad) piso 14ºE. (verdadero)

-A Michael le gustan mucho los deportes. (verdadero)

-Michael le es infiel a su mujer con una cabaretera del “Black Grinn”. (falso)

-Michael sale a correr todos los días por el parque de delante de su casa durante media hora, antes de ir al trabajo. (verdadero)

-Michael es un gran arquitecto. (falso)

-Su mujer tiene numerosas aventuras. (verdadero)

-Michael tiene un numeroso y bien nutrido cuerpo de guardia. (falso)

-Michael casi no tiene enemigos. (verdadero)

-Michael tiene muchos enemigos. (falso)

 

Acto 2, el asesinato:

Como es evidente, hay numerosas maneras de llevar el crimen a cabo. Así pues, vamos a ir analizando las que se me ocurren. El master va a necesitar un cierto grado de improvisación, pero no creo que haya problema por eso.

Vamos a hacer un listado de la vida rutinaria de Miachael para que sea más fácil. Se despierta, desayuna, sale a hacer footing al parque, y vuelve a casa a ducharse. Luego, va a la oficina y para a comer, bajando a la cafetería de la susodicha. Vuelve a su despacho hasta la noche, y luego conduce hasta casa. Ve los informativos y lee un poco, y se acuesta. Y luego, volver a empezar. Si los personajes observan a la víctima, verán que su mujer no está muy contenta, y que, de hecho, suele salir mientras él no está y ligar, llevando a menudo a sus ligues a casa.

Así pues, la primera posibilidad, y probablemente la más simple, es matarle mientras hace footing. Esto es muy simple, dado que Michael no tiene guardaespaldas. Lo más recomendable es subirse a la azotea de alguno de los edificios que rodean el parque y eliminarlo con un rifle de francotirador. Si han observado al hombre antes, verán que hace una ruta fija, por lo que no les será difícil encontrar una azotea que tenga buena visión y eliminarle desde allí. También pueden hacerlo más cerca, intentando aproximarse a él. Tampoco habrá problemas por esta parte, porque el hombre es confiado, pero han de tener cuidado con los posibles testigos. En cualquier caso, el hombre se negará a acompañarlos a ningún lado, diciendo que tiene que acabar de correr para poder ir al trabajo.

Otra posibilidad es atacarle mientras está en la oficina. Es la más difícil, pero la que mejor resultado dará sin son capaces. Sin embargo, la analizaremos en el próximo apartado.

La tercera posibilidad que se me ocurre es que intenten eliminarlo en el comedor. No es difícil, pero habrá muchos testigos, y algún que otro miembro de seguridad. Sin embargo, un veneno sería perfecto, aunque puede hacer difícil estar presente cuando muera para poder coger la llave. En cualquier caso, el hombre no evitará que cualquiera se siente con él, al contrario, estará encantado de la charla. Eso si, se lo verá preocupado por algo, pero no hablará de ello.

Por último, la posibilidad de atacarle en casa también es complicada. El edificio es de cierto lujo, y como tal tiene un nutrido cuerpo de seguridad que, menos a los residentes, obliga a todo el mundo, sin excepción, a pasar por el detector de metales. Una buena posibilidad para entrar será seducir a la mujer, pero no les librará del detector. Sin embargo, podrían intentar pasar una bolsa desde el edificio de en frente con una cuerda, o algo por el estilo. En cualquier caso, la mujer les echará del piso, con buenas maneras al principio y malas si se ponen pesados llegando a amenazar con llamar a seguridad, una media hora antes de que llegue su marido. Así pues, podrían esperarle en el pasillo y eliminarle allí, aunque hay cámaras de seguridad por todo el pasillo (nada de lo que no se pueda encargar un buen tecnomante desde el exterior).

Probablemente haya más maneras de eliminar al objetivo, pero esas son las que se me ocurren. En cualquier caso, Michael llevará siempre la llave consigo mismo, colgando de la muñeca. En cuanto a lo del ojo, necesitarán un bote criogénico para evitar que se pudra, o sino tendrán que darse prisa.

 

Acto 3, entrando en la oficina:

Entrar en la oficina es algo considerablemente complicado. El cuerpo de seguridad es eficiente y está muy bien entrenado, contando incluso con algunos ciberimplantes sus mejores hombres. Las oficinas ocupan los tres pisos bajos del edificio número 157 de la calle 122, también en el centro de Seattle.

La planta baja es la de seguridad máxima. Tras el mostrador de la entrada, con cinco guardias y detector de metales, están los ascensores de subida, dos, y dos puertas; para pasar de esta sala hay que mostrar alguna acreditación, aunque la llave servirá perfectamente. Una da al comedor, que es amplio y limpio, a la par que bien iluminado; tiene una cocina anexa que muestra la comida (nutrisoja, claro está) para que cada uno la coja al pasar con su bandeja. La otra da a la habitación de vigilancia y los vestuarios de los guardias; es pequeña, y hay numerosos guardias dentro en todo momento. Un “cyberpiloto” se encarga de monitorizar todo el edificio, desde cámaras a posibles errores o problemas.

El segundo piso es el de las oficinas de los que no son demasiado importantes en la compañía. La guardia es escasa, y tampoco hay demasiadas cámaras, aunque están muy bien colocadas. La gente trabaja en pequeños departamentos individuales (como en los que trabaja Neo en Matrix) con un ordenador y una silla cada uno. Unos pocos tienen despachos y reciben a los clientes comunes de la constructora, y organizan a los trabajadores y arquitectos.

El tercer piso cuenta con una seguridad media, y está destinado a los más importantes miembros de la compañía. Las cámaras están muy bien colocadas, aunque sólo vigilan los pasillos. Los guardias hacen rondas por los susodichos cada poco tiempo, por lo que es prácticamente imposible pasar sin cruzarse con alguno (posible sólo si se ha cronometrado todo previamente y si se sigue lo planeado a la perfección). Hay numerosos despachos y salas de reuniones por todo el piso, y, al fondo está la zona de máxima seguridad. Hay una puerta que tiene la conocida cerradura, pese a lo que les informó el contratante de que era en el despacho en si, y un par de guardias y una cámara vigilándola en todo momento. Más allá están unos pocos despachos y una gran sala de reuniones.

Recoger los datos del ordenador no tiene ninguna dificultad, y requiere un chequeo de computadoras (3), siendo un éxito suficiente. Luego habrán de acceder al panel de control y monitorizar las operaciones hechas desde marzo e imprimiendo todo para demostrar que no fue copiado a ningún otro lugar (y no lo fue, por cierto).

Bueno, en cuanto a lo de entrar, una vez más, las maneras son muy numerosas. Podrían intentar entrar desde la azotea, utilizando el helipuerto que hay allí arriba, aunque tendrían que justificar el hecho de que aterricen y salvo que tengan una llave especial (que les será muy difícil obtener incluso teniendo los contactos apropiados) sólo les llevará al vestíbulo, donde se les obligará a pasar el detector de metales.

Otra posibilidad es entrar intentando disfrazarse. Podrían pasar pos unos bomberos (como hacen en Misión Imposible) o cualquier otra cosa, pero volverán a encontrarse con el problema de conseguir pasar las armas, así como el de procurarse un disfraz apropiado.

Un asalto directo es muy peligroso. El cuerpo de seguridad, como he dicho, es hábil y es numeroso. Tendrán que planearlo muy cuidadosamente, utilizando el factor sorpresa al máximo si quieren lograrlo.

 

Acto 4, los datos:

Eso es lo que encontrarán en caso de que decidan ver qué es lo que están borrando. Ten en cuenta que aparecerá en el panel de control, cuando lo impriman, que fue abierto, a menos que un tecnomante (tarea nada fácil), logré burlar al ordenador y que figure con una fecha anterior a la que el archivo había llegado, pues sino aparecerá cuando se imprima.

Los datos hacen referencia a unas remodelaciones en un edificio hechas para un tal Tiger en la calle 215 de Renton, número 47, 36ºC. El piso, que había sido amplio, había sido reestructurado y modificado, convirtiéndose en un lugar con numerosas salas pequeñas con espejos de visión y alguna que otra puerta oculta. Había sido ampliada la capacidad de voltajes de la casa, lo que inducía a pensar que lo que se hacía allí no era muy legal, que se diga.

 

Acto 5, el pago:

Quedarán en un parque poco concurrido, por la noche. La entrega se hará junto a la estatua de Kennedy, en un amplio claro del bosquecillo. Aparecerán cuatro matones, de los que ninguno será Tiger. Aunque son fuertes, darán el pego como corporativos y dirán que son los contratantes. Habrá un quinto, en un edificio cercano, con un rifle de francotirador, dispuesto a eliminar a los pjs. Evidentemente, estos cinco son Agentes Ignorantes de El Espejo.

Habrán venido con un estuche con los credisticks certificados por el valor adecuado. Se colocarán en un lugar donde el francotirador tenga un buen ángulo de visión e indicarán a los pjs que se acerquen. Cuando vaya a ser la entrega, el francotirador disparará a uno de los jugadores (Tiger quiere eliminar cualquier posible cabo suelto). Evidentemente, los pjs buscarán una cobertura, al igual que los matones, que imitarán que no tenían ni idea del francotirador. Dispararán al aire, disimulando que no le disparan de verdad, y uno afirmará haber eliminado a la amenaza. Efectivamente, eso parece, pero los matones acusarán a los pjs de haber intentado matarlos. Todo un pretexto para no tener que guardar las armas. Cuando los pjs se acerquen de nuevo, atacarán con violencia, con la ayuda, si es posible, del francotirador. El combate ha de ser difícil, pues lo lógico es que pillen a los pjs por sorpresa, y es probable que mucha gente salga malparada. En los cadáveres no encontrarán ninguna referencia a Tiger ni a ninguna organización o corporación.

 

Acto 6, visitando el edificio de Tiger:

Es probable que la misión acabe cuando muera el último de los matones del enfrentamiento anterior, pero, si accedieron al archivo de Michael, es probale que alguno quiera ir a echarle un vistazo al piso de las remodelaciones.

Es un edificio de clase baja en Puyallup, en uno de los barrios menos conflictivos, eso sí. No cuenta con seguridad, menos el piso, en el que hay algunos Agentes de El Espejo, evidentemente sin ningún tipo de identificación. Las pequeñas salas son de interrogatorio, e incluso hay una cámara de tortura. En los lugares secretos encontrarán el material necesario para fabricar credisticks falsos, aunque no podrán utilizarlos porque la maquinaria sólo se activa con una llave de Tiger, para que no se hagan más de los que son necesarios o llamarían la atención de la policía

Anuncios

Acerca de Bibliotecario

Administrador de Rolteca.es y Rol.es

Publicado el 2 mayo, 2014 en Shadowrun. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: