Misión 8: AJUSTE DE CUENTAS


Acto 0, lo ocurrido hasta ahora:

La guerra entre la Mafia y los Yakuza se ha recrudecido tras una serie de asesinatos clave en ambas organizaciones. Mientras tanto, los Anillos y las Triadas han ido ganando influencia y poder a base de controlar lo que las otras organizaciones tienen que ir dejando atrás. En este estado de cosas, Kiong, un miembro de la Yakuza del Clan Hoja Silvante ha conseguido un archivo muy importante, por el que el Anillo de Muerte iba a recibir un pastón. Vista la situación, y sabiendo que lo mejor que puede hacer es ocultar la información, Kiong intentó resguardarla en una tienda de su grupo. Sin embargo, hace dos días los koreanos atacaron la tienda de un modo impecable. Sin embargo, los yak los estaban esperando y el tiroteo fue tremendo antes de que los atacantes se retirasen. Sin embargo, el pequeño grupo yakuza sabe que no está en condiciones de defenderse de nuevo de un ataque. Así pues, en una visita a su marido, Asaka Okida llevó el CCO a su marido en la prisión. Ikoni Akida es un hombre de muchos recursos, y su banda tiene mucha influencia entre las cuatro paredes de la prisión. Así pues, anoche organizaron y llevaron a cabo un motín y la prisión es ahora terreno desconocido para todos los grupos. Nadie ha recibido información del interior y, mientras la policía intenta arreglar la situación, los miembros del Anillo de Muerte luchan desesperadamente por recuperar la información antes de que sea tarde y pierdan los negocios que tienen con el material de ese chip. El chip, robado a unos hombres de negro de la Renraku, no pudo ser revisado, por lo que ni los del Anillo saben qué contiene. Sólo saben que van a conseguir una muy buena suma a su entrega.

 

Acto 1, el contrato:

Un miembro de la Mafia, conocido de uno de los del grupo, lo llamará para quedar con él hoy, el segundo día de amotinamiento. Quedarán en el lugar apropiado para el mafioso, según sea su estilo, y le dirá que quiere contratarle (a poder ser, si le debe algún favor, mejor). Se reunirán y le preguntará que qué sabe sobre el motín en la Prisión 2 de Seattle. Tras oír con atención, le dirá que quiere contratarlo para un trabajito (en caso de que uses fixers en tu campaña, ten en cuenta que en esta ocasión no cobrarán su porcentaje porque no les encontraron ellos el trabajo). Le dirá que quiere que entre en la prisión y recupere un chip perdido. Evidentemente, no pretende que vaya sólo, así que le pagará una cantidad de dinero apropiada para el número de pjs (30.000 por cabeza estaría bien). Él debe contratar a su grupo, informarles y organizarlo todo. Luego le dará unas fotos del individuo que se supone que posee el chip, un yakuza llamado Ikoni Akida. Deben eliminarlo y coger el chip, depositando una bala de oro (que él les entrega) en el cadáver. Haz un chequeo de etiqueta (callejera) 8, conocimiento de las sombras (Anillos de Seoulpa) 4, o alguna habilidad por el estilo, para ver si saben que la bala de oro es la seña de los Anillos de Seoulpa cuando llevan a cabo una venganza. Todo esto debería haberse jugado separado del demás grupo de pjs para que el pj que vaya a hacer de intermediario pueda hablar luego con los demás (ten en cuenta que si los convence para que trabajen por menos de lo que tú has decidido, él podrá quedarse la diferencia para su bolsillo, pues el mafioso le dará el dinero total para que él se arregle).

 

Acto 2, pateando las calles:
Habrá más de un grupo que se saltará este paso, pero como hay gente que hace las cosas bien, vamos a ver qué pueden descubrir por las calles. 😉

-La situación en la prisión es de caos total. (verdadero)

-Ha habido muchos muertos. (ha habido bastantes, sobretodo polis)

-El alcaide está encerrado en su torre con su séquito de guardias. (falso, murió al comienzo del motín)

-La causa de todo es que no les dan de comer a los reclusos. (esto es cierto a medias, ya que fue una de las razones con las que el japonés convenció a los demás reclusos para amotinarse)

-Ikoni Akida es un preso muy influyente en la prisión. (verdadero)

-La zona norte de la prisión está en manos de los pocos guardias que quedan vivos. (falso, los guardias han escapado como han podido o están diseminados por el lugar)

-Ikoni Akida está perseguido por sus superiores por unirse a un Anillo. (falso)

-Ikoni Akida está protegido por un gran número de presos leales a él. (cierto, aunque tampoco son tantos)

-La situación está a punto de estallar y la policía está preparando el asalto. (cierto)

Está es, más o menos, la información que hay por las calles circulando. Si se te ocurre algo más, añádelo, que para algo eres el master. J

 

Acto 3, el asalto:

Las posibilidades para entrar en la prisión son demasiado numerosas como para ponerme a detallarlas, por lo que me dedicaré a decir cómo están las cosas en el momento en que ellos entren, más o menos. Ten en cuenta que puede cambiar mucho si tardan, pero eso tendrás que verlo en el momento.

El patio de la prisión está prácticamente desierto, aunque verán objetos tirados por allí. Puede que encuentren a algún recluso o policía. De todas formas, es un campo muy peligroso ya que policías y reclusos (equipados con el armamento de los cadáveres) se encuentran apostados en muchas ventanas, listos para destripar a cualquiera que cruce el patio.

Las cuatro torres están en muy distinta situación. La norte está controlada por un grupo de agentes de Lone Star, que abren fuego sobre cualquier cosa que se mueva y no sea azul (por el uniforme). La torre oeste está vacía y destrozada por los combates que hubo en su interior. Las torres sur y este estaban en posesión de los reclusos, pero las han abandonado cuando un par de ellos murieron por francotiradores de la policía de fuera, por lo que también están desiertas. La garita está en posesión de los reclusos, que vigilan que nadie se acerque.

El centro de seguridad está en posesión de los presos. Pese al gran número de bajas, lograron acceder al espacio interior y anular la seguridad dentro de la prisión, por lo que no hay cámaras en activo ni nada por el estilo. El grupo mayoritario aquí dentro es el formado por un antiguo grupo terrorista de Álamos 20k, por lo que no es especialmente apropiado para una entrada de metahumanos.

El edificio de celdas norte es un caos. Tras el motín, las diversas bandas de su interior han comenzado a pelearse y los pasillos se han cubierto de cadáveres y barricadas. Aquí hay desde yakuzas a mafiosos, pasando por terroristas, asesinos y violadores. En el segundo piso del bloque para los peores presos es donde está reunida la banda de Akida, vigilando todo el terreno con eficacia. De hecho, las demás bandas no se acercan porque temen a Akida. En el extremo oeste del comedor es donde se hallan los Desoyadores, un antiguo comando del ejército, medio locos por las drogas de combate, que se cargan a todo aquel que ven. También son importantes los mafiosos del bloque de celdas del este y los Carniceros, una banda de presidiarios formada ya dentro de la cárcel y que se encuentran atrincherados en la zona este de las salas para visitas.

Los almacenes están más o menos tranquilos y es donde está el grupo más peligroso de la cárcel; estos fueron una vez miembros de la mafia rusa más extrema y unos cuantos miembros de los Anillos, así como algunos terroristas. Gabriel Nocturne Gillis es el jefe del edificio, un enorme ruso que impone respeto entre todos los reunidos allí.

El edificio de máxima seguridad es el centro de la sublevación. Allí es donde reside Okida con unos cuantos de los asesinos más despiadados de su clan. Entre ellos y algunos otros han establecido la cabeza de puente y mantienen controlada la prisión (salvo el otro edificio de celdas) y llevan a cabo las negociaciones con la policía. El edificio está muy bien protegido y es muy difícil que los que se encuentren dentro se peleen entre ellos debido a que las bandas son muy poco numerosas (tienen a la mayoría de sus compañeros en el otro edificio) y los líderes del edificio son fuertes y despiadados.

Por último, el edificio de deportes y ocio se encuentra en una situación parecida a la del almacén, siendo el jefe un miembro de las Triadas llamado Omagari Onawa, encerrado por cuádruple asesinato. Un tío con una reputación muy fuerte.

En toda la prisión, los grupos de mafiosos (salvo los rusos) son escasos, ya que Okina se las arregló para que sus enemigos encabezasen el ataque y son los que más bajas han sufrido. Al principio pensó en hacer lo mismo con triadas y anillos, pero llegó a la conclusión de que le debilitaría demasiado, así que los mantiene más o menos unidos bajo su mando y el de Voris Karamalov, uno de los líderes de la mafia rusa en la prisión, que está actuando como consejero de Akida.

En cuanto al sistema de alcantarillado, es muy seguro, hallándose protegido por unas amigables criaturas mágicas (pon las que más te gusten) dispuestas a cenar shadowrunners. Si consiguen sobrevivirlas, podrán acceder directamente al patio, donde hay varias entradas selladas al alcantarillado. También en los almacenes hay acceso al alcantarillado, oculto en un piso inferior que no ha sido descubierto por los presos.

Así pues, está es la situación a grandes rasgos. El cómo se lo monten los jugadores es cosa de ellos. Eso si, sería muy interesante que pasasen por el edificio norte, por aquello de meterlos en la peor zona.
El caso es que, como no, mientras estén dentro sucederán un par de cosas. Primero, entrará un grupo armado de los Anillos de Seoulpa. Ellos entrarán saltando desde un helicóptero directamente sobre la azotea de la zona de recreo. Tendrán bajas a causa de los francotiradores de fuera, cómo no, pero un grupo de seis o siete lograrán colarse, equipados con lo mejor. Ellos también vienen a por el CCO de Akida, por lo que es indudable que se encontrarán con los pjs.
En vista de la entrada de ambos grupos (porque probablemente los runners harán lo mismo, más o menos), la policía adelantará el asalto planeado y lanzará una ofensiva total sobre la prisión con gases lacrimógenos, granadas, rifles y todo lo que se necesite. ¡Incluso entrará una división de la 101 (un cuerpo antidisturbios compuesto sólo por trolls) en primera fila! Eso si, la entrada de la policía debería producirse un rato después de que entren los pjs, o sino no durarán nada. 😉

Así pues, la situación será apurada en el mejor de los casos. En medio del caos, habrán de encontrar a Akida, matarlo y colocarle la bala de oro encima. ¡Ahí es nada! Y, por si fuera poco, ¡Aún tendrán que salir!

 

Acto 4, el trabajo bien hecho:

Así pues, han conseguido salir de la prisión y querrán llamar al mafioso para hacer la entrega y cobrar el trabajo. Así pues, el mafioso los recibirá donde quedó con el primero la otra vez. Sin embargo, las cosas no van a ser “tan sencillas”.

A menos que hayan salido por las alcantarillas, los miembros del Anillo que vigilaban la prisión habrán visto salir a un grupo sospechoso de la prisión. Ellos, viendo que evidentemente se trataba de gente contratada para recuperar algo, enviarán a un grupo de sus hombres a seguirlos.
Así pues, mientras se realiza la entrega, aparecerán ocho matones de los Anillos dispuestos a hacer puré a todo el mundo. Sin embargo, los mafiosos no están desprevenidos, por lo que se entablará un tiroteo en condiciones. Ten en cuenta que los miembros del Anillo se enfrentarán a los enemigos más peligrosos, por lo que no todas las balas lloverán sobre los shadowrunners sino sobre todos en general.
Es entonces cuando, de la nada, aparecerá un hombre que, tras herir al mafioso, se llevará el CCO, dejando a todos sorprendidos. Los miembros del Anillo saldrán en su persecución en un coche, que saltará en pedazos cuando lo cojan, dejando a todos muertos menos a uno, que estará gravemente herido en el suelo. Los mafiosos que queden, por otra parte, se agruparán en torno a su jefe herido y un par de ellos saldrán en persecución del objetivo, siendo abatidos a tiros por un francotirador.

Así pues, el mafioso les dirá a los pjs que recuperen el chip, que les dará 30.000 más a cada uno. A estas alturas pueden pasar dos cosas. Por un lado, los pjs, demasiado heridos, decidan dejarlo y quedarse con el dinero estipulado al principio, por lo cual el mafioso tendrá que buscar otro equipo (es lo más probable). Otra posibilidad es que, intrigados, decidan continuar y comprobar hasta dónde llega la madriguera de conejos. Cuando acepten será cuando uno de los mafiosos llegará arrastrando al herido.

Sin embargo, rastrear al que escapa es una tarea casi-imposible a menos que sean capaces de alcanzarle mientras huye, así que ni me preocuparía por ello y lo utilizaría como enganche en una futura aventura. Por otro lado, siento dejar el módulo así a la mitad, pero es que mi grupo no fue capaz de seguirle y ponerme a escribir un fragmento de módulo (que tampoco sé muy bien por dónde llevar) que no voy a jugar, no me ilusiona pero nada.

Decir, eso si, que el herido confesará ser un miembro de las triadas y cómo consiguieron el chip (robándoselo a unos agentes de la Raku en el muelle 314), y que el que robó el chip no es compañero suyo, sino un tercer grupo (quizás los yakuza de nuevo) que también tenga intereses en el chip…

Anuncios

Acerca de Bibliotecario

Administrador de Rolteca.es y Rol.es

Publicado el 3 mayo, 2014 en Shadowrun. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: