EL TERCER HOMBRE


Escrito Por: Aker

para Feng Shui

Escenario para todo tipo de personajes pertenecientes a la época actual, aunque resulta especialmente adecuado para un «anglo» (estadounidense, inglés, australiano…) que viaje por primera vez a Hong Kong, o, con los debidos cambios, para un PJ experimentado que visite una ciudad desconocida por primera vez. La partida comienza con un único PJ, aunque pronto pueden comenzar a entrar los demás. Pienso que puede funcionar especialmente bien como primera partida de una campaña. Se recomienda dirigirla con un tono ligeramente humorístico (de humor negro como el carbón, por supuesto).

Introducción
Hong Kong, 1996…

El PJ ha llegado a la ciudad tras ganar un concurso radiofónico («Gane el guarro con qué guarro») patrocinado por Wun, una conocida marca de tallarines chinos. El premio en cuestión es un fin de semana en un hotel de lujo en la ciudad de Hong Kong (se recomienda al DJ regodearse en los detalles horteras del asunto) con todos los gastos pagados. Es la primera vez que viaja a Hong Kong y no conoce a nadie en la ciudad. Ello, sumado a su probable desconocimiento del chino cantonés, hace que sus posibilidades de disfrutar de las distracciones que pueda ofrecerle la ciudad se reduzcan notablemente (aunque a este respecto el PJ no debe preocuparse demasiado, ya que muchísimos hongkoneses entienden perfectamente el inglés). Por suerte para el PJ, un buen amigo suyo al que llamaremos Martin Redford (aunque el árbitro puede sustituirlo por cualquier otro amigo del personaje), le ha proporcionado el teléfono de un conocido que reside en Hong Kong, de nombre James Stockwell. En su día Martin habló al PJ acerca de dicha persona (ver Lo que sabe Martin) y, sabiendo que el personaje va a viajar a la ciudad en cuestión, Martin le dice que salude a James Stockwell de su parte (se supone que Martin va a llamar a James para avisarle de que el PJ va para allá), comentándole de pasada que éste puede servirle de ayuda y guía a través de la animada vida nocturna de la ciudad.

Una vez en Hong Kong, y tras soportar como buenamente ha podido una horrorosa visita guiada de tres horas por la Fábrica de Tallarines Wun, el PJ se encuentra con un largo y tedioso fin de semana por delante, por lo que decide llamar por teléfono al amigo de Martin para darle recuerdos de éste e invitarle a una copa a cambio de sus servicios como cicerone. El PJ llama desde su hotel al número de teléfono que le ha proporcionado su amigo. Tras unos segundos de espera, alguien descuelga el aparato… y una sensual voz femenina responde en un perfecto cantonés.

Tras unos breves instantes de confusión, el PJ descubrirá que se encuentra hablando con Janice, la hermana de James Stockwell. Ésta le informará de que, lamentablemente, su hermano estará fuera de Hong Kong algunos días por motivos de negocios. Éste le ha prestado su apartamento y ella se encuentra en la ciudad de paso. Nada más natural que el personaje intente convencer a Janice Stockwell para que ocupe el lugar de su hermano y ayude a un pobre compatriota perdido en la ciudad. Ello no le costará mucho: por teléfono Janice parece una joven agradable y simpática y, según confesará al PJ, no había hecho planes para ese fin de semana.

Janice y el PJ quedarán esa misma tarde en la recepción de su hotel para cenar en el Sai Kung Port, una de las marisquerías más populares de la bulliciosa bahía de Kowloon, hasta la que llegará en un maloliente taxi conducido por un desagradable hombrecillo clavadito a Al Leong (el «chino malo» ese que la palma en todas las películas de acción). Después de la cena, Janice le conducirá a Lan Kwai Fong, un radio de tres manzanas en el centro de la ciudad repleto de bares en los que apuran sus copas gran cantidad de extranjeros. La noche continuará tomando una copa en el Club Insomnia (con música en directo) para terminar después en la Queen’s Disco, un desenfrenado local de la calle Theatre Lane. La velada transcurrirá agradablemente, y esa noche el PJ regresará a su hotel solo, pero con el convencimiento de que ha impresionado positivamente a la joven… pues ésta le ha invitado a una cena íntima en su apartamento la noche siguiente.

Al día siguiente, el PJ será recogido a la salida de su hotel por el mismo taxista de la noche anterior (mala suerte, es el único taxi en la parada del hotel y hay que seguir el orden de taxis disponibles). El domicilio de James Stockwell se encuentra en la planta quince del edificio Excelsior, una elegante torre de apartamentos cerca del centro de la ciudad habitada mayoritariamente por hombres de negocios occidentales. Al entrar en el edificio, el PJ deberá pasar por delante del marmóreo mostrador de un hombre uniformado bastante fornido, obviamente un guarda de seguridad del edificio, quien en un aceptable inglés le preguntará adónde se dirige; aclarado éste punto (y anotado en su hoja de incidencias) le dejará pasar sin más trámites.

Poco después el PJ se encontrará ante la puerta de seguridad del apartamento en cuestión… para descubrir, al ir a llamar al timbre, que ésta no se halla cerrada del todo, sino que ha quedado entornada. El personaje llamará en voz alta sin recibir ninguna respuesta. Bueno, no exactamente: al otro lado de la puerta se escucha una suave música tradicional china y se ve luz por debajo de la puerta. Ilusionado con la posibilidad de estirar el pellejín, el PJ empujará suavemente la puerta… para descubrir horrorizado un cuerpo tendido en medio del salón. Casi inmediatamente notará que alguien le ataca desde detrás. Si logra esquivar el primer ataque de su agresor, verá que se trata de un tipo rubio gordito con pinta de hombre de negocios vestido con un ridículo pijama de flores; a su lado otro hombre asiático de gruesas gafas de pasta, flequillo a lo Iñaki Anasagasti y cubierto solamente con una bata de baño (y aspecto de acabar de salir de la ducha). Ambos portan largos y ensangrentados cuchillos de cocina (con los que acaban de matar a Janice, pero esto ya lo sabías) y miran al héroe con odio (se trata de Hans Schumacher, el inquilino del apartamento de al lado, un agente comercial berlinés dedicado a la exportación de queso curado; y de Yamaguchi Tomoko, un programador japonés de alto nivel para una compañía informática japonesa, quien vive dos apartamentos más allá). Con un gruñido de rabia, los desconocidos le atacarán (se supone que el PJ está desarmado) entablándose un frenético y ruidoso combate:

Algunas cosas que podrían pasar en esta escena:
– Las puertas del apartamento son extremadamente finas, si alguien falla al intentar golpear a su oponente cuando éste está justo delante de una puerta podría atravesar la misma y quedar atrapado (ya sea por una mano o un pie) en el agujero, viéndose obligado a combatir durante unos segundos en esa incómoda posición.
– Uno de los dos combatientes podría ser alcanzado por un golpe que le haga abrir (o incluso mejor: atravesar) la puerta corrediza de cristal que separa el salón de la amplia terraza del apartamento, situada, como ya hemos dicho, en una planta quince. Por cierto, la terraza está llena de macetas que pueden ser utilizadas a modo de armas arrojadizas.
– La cadena musical emite al principio del combate una suave música tradicional china. Cada vez que el aparato musical reciba un golpe cambiará de emisora, yendo cada vez a peor: Rumbas, Polkas polacas, etc.
– Dispersos por el salón hay objetos que pueden servir como armas improvisadas: cuadros en las paredes, sillas, una mesita con un jarrón encima, una televisión y un vídeo, una lámpara de pie, un bonsái, etc.

Una vez el PJ haya derrotado a su atacante de una u otra manera (¡No es lo mismo dejarle inconsciente de un golpe de jarrón que lanzarle por el balcón!) entrará en el apartamento, atraído por el jaleo, el guarda de seguridad, quien aunque inicialmente parecerá creerse la versión de los hechos del PJ, aprovechará cualquier momento de descuido para echarle un chorro de spray lacrimógeno en plena cara y luego soltarle una descarga con un taser (aturdidor eléctrico), que dejará al PJ inconsciente sobre el suelo del salón…

Let’s rock!
Ulises Horner es un veterano Guerrero Secreto endurecido en mil batallas. En realidad, el hombre que más tarde sería conocido como James Stockwell nació a principios del siglo XXI en un suburbio de New Jersey. Tras pasar la primera parte de su vida trabajando como técnico en los laboratorios del Buró, a la edad de 47 años él y su hermano menor descubrieron el mundo real, desertando y pasando a formar parte de un grupo informal de los Dragones que sobrevivía a caballo entre el siglo XIX y el XXI. Durante tres años llevaron a cabo pequeñas acciones de guerrilla en contra del Buró y La Mano que Guía, obteniendo una serie de pequeños éxitos sin demasiada importancia real. Poco después entraron en contacto con la Reina de la Pagoda de Hielo, colaborando ocasionalmente con ella a partir de entonces. Durante un par de años más dieron tumbos de un lado a otro antes de que casi todo el grupo cayese abatido en una emboscada orquestada por los Ascendidos, en un saloon de Rapid City en 1848. Sólo sobrevivieron dos personas al ataque: Ronnie Wong, un artista marcial (y algo mago, considérale una mezcla de ambos arquetipos) hijo de un minero irlandés y una bailarina de cancán china, y el bueno de Ulises, la mente científica del grupo.

Después de aquello Ronnie entró en una profunda depresión, retirándose poco después a un monasterio neobudista en el 2056 para pasar allí meditando el resto de sus días. Por su parte, Ulises regresó como pudo a presencia de Pi Tui, y se puso a su servicio a tiempo completo. Ésta le envió al Hong Kong de 1993, en donde sabía que sus habilidades técnicas le serían muy útiles (así como porque Ulises sabía que era donde podría causar más daño a los Ascendidos, los culpables del a muerte de su hermano en Rapid City). Al llegar a la ciudad, Ulises adoptó la identidad de James U. Stockwell, un próspero financiero estadounidense dedicado a la exportación a USA, Australia y Europa de productos parafarmacéuticos. En realidad, James trabaja para Pi Tui en la adquisición y fabricación de armas, equipo, información, etc., y en el apoyo logístico a los equipos de la Reina que son enviados ocasionalmente a Hong Kong. Una de sus funciones es la de fabricar, adquirir o reparar «objetos interesantes» para la Reina y de asegurarse de que el material adquirido llegue a su destino por vías que no puedan ser interceptadas por las demás facciones involucradas en la Guerra Secreta, especialmente por sus hermanos. Los agentes de las demás facciones presentes en la megalópolis no sospechan nada de él, o al menos no lo hacían hasta poco antes de la llegada del PJ a la ciudad.

Sin embargo algo ha sucedido. Hace unos pocos meses, durante un experimento particularmente estrambótico, James abrió accidentalmente un portal hasta un recóndito y olvidado rincón del inframundo, en donde unas extrañas entidades demoniacas del pasado remoto de la Tierra habrían sido desterradas de la misma durante el Diluvio Universal, y a las que los hombres llamaban los Bene ha Elohim, los llamados «doscientos ángeles desertores» de tiempos de Enoch. El experimento de James facilitó que la más poderosa de estas criaturas escapase de su encierro, «entrando» en James y tomando posesión de su cuerpo. Desde entonces la criatura ha invertido la mayor parte de su tiempo recuperando sus fuerzas y alimentándose de los recuerdos de éste para aprender qué ha sucedido en la tierra durante su ausencia. Al saber de la existencia de las distintas facciones que luchan en la Guerra Secreta, ha decidido que pueden ser un obstáculo molesto (que no peligroso, por supuesto) en su próxima e inminente conquista de la realidad, la cual ha decidido iniciar (como no) por la propia Hong Kong.

La criatura, a la que a partir de ahora llamaremos «Azazel», ha ideado un plan que espera le permita primero afianzarse como poder principal en Hong Kong e infiltrarse en todas las demás facciones, luego tomar por la fuerza los principales lugares de feng shui de las demás facciones, y por ultimo instaurar un nuevo orden en el presente, uno en el que su raza nunca haya sido desterrada de la tierra por el diluvio (un peaso Giro Crítico de esos) y ostente el control de la humanidad, instaurando una nueva realidad gobernada por su especie.

Para llevar a cabo sus objetivos, ha estado utilizado el experimento fallido del doctor Horner para comenzar a liberar del limbo a sus hordas demoniacas: seres intangibles hechos de pura voluntad. Estos seres no pueden interactuar con el plano físico a menos que «posean» un cuerpo, y de hecho en su forma natural apenas son perceptibles como una fina neblina vaporosa fácilmente confundible con humo de tabaco (DIF 20 para verlos). El proceso para liberarlos es tan lento y costoso que, por el momento, James apenas ha logrado traer a un puñado de sus sirvientes (el número exacto lo decides tú, mi buen DJ). Su plan es lograr que en el caos que se avecina las distintas facciones de Guerreros Secretos descubran a sus agentes en la ciudad, llegar hasta los líderes de cada una de las facciones para que los Bene ha Elohim (BhE desde ahora) a sus órdenes puedan poseerlos, desmantelar la estructura de poder de las mismas, hacerse con los lugares ricos en Chi y, usando ese poder, realizar un ritual mágico que le permitirá abrir una puerta a través de la cual traerá al resto de sus servidores. Por supuesto que el plan no tiene ninguna posibilidad de éxito (aunque esto Azazel no lo sabe todavía), ya que, por alguna extraña razón que desconocemos, aquellas personas que posean una puntuación de Chi superior a 3 son inmunes a los poderes de posesión de las criaturas.

El plan…
Poco antes que el personaje llegara a la ciudad, Azazel hacía llegar a Pi Tui la noticia de que había descubierto en Hong Kong una fuente de poder inmensa, capaz de decidir el destino de la Guerra Secreta en una sola jugada, y solicitaba la presencia de refuerzos para poder controlar la situación, cortando la comunicación inmediatamente después. Luego, lo que hizo fue enviar a uno de sus fantasmales sirvientes a tomar «posesión» de un agente menor de la Mano que Guía, de quien sabía gracias a los recuerdos de Horner. A raíz de eso otro de los BhE tomó «posesión» de uno de los superiores del agente, que resulta ser nada más y manda menos que Emma Gidlow (ver Manual Básico). A partir de este punto resultó muy fácil poner en pie de guerra a los efectivos de la Mano residentes en la ciudad esparciendo la noticia de que los Arquitectos preparaban una gran ofensiva. Después de una provocación por parte de un pequeño grupo de los Inmortales del Mañana (ver Manual Básico), la violenta respuesta de las fuerzas del Buró no se hizo esperar, siendo atacado un pequeño templete regentado por una secta afín a las ideas de la Sociedad de la Vela Dorada y cuatro de los monjes residentes asesinados. A esta acción se ha contestado con el atentado, por parte de los miembros de una triada, contra una limusina perteneciente a los Arquitectos en el que viajaba el propio Felix Mei junto a otros dos miembros de su equipo científico, uno de los cuales ha muerto y el otro ha resultado gravemente herido en el enfrentamiento. Lógicamente, toda esta violencia ha sido detectada por los agentes locales de los Ascendidos, los cuales después de informar a sus superiores han puesto a todos sus efectivos en estado de alerta ante el posible inicio de un conflicto a gran escala en la ciudad.

Por otro lado, la Reina de la Pagoda de Hielo ha enviado a la ciudad lo más rápidamente posible a sus dos mejores agentes emplazados en 1996: Janice Carter y Jiang Shen, con órdenes de contactar con Horner y averiguar qué es lo que pasa realmente. Azazel por su parte, se ha ocultado en una nave industrial de la zona portuaria mientras desde la barrera observa como crece la conflagración, protegido por unos cuantos estibadores fuertemente armados que han sido poseídos por su gente.

… falla
Poco después, y ante la falta de noticias de James, llegan a Hong Kong los dos agentes de Pi Tui (Janice Carter y Jiang Shen) con la misión de averiguar qué sucede exactamente. Una vez en Hong Kong y constatada la desaparición de Horner, Carter adopta la personalidad de Janice Stockwell, hermana de James, alojándose en el apartamento de éste. Mientras, por su lado, Jiang investiga la desaparición de Stockwell por otros medios.

La repentina aparición de la hermana de Stockwell no pasa desapercibida los tres BhE que han quedado atrás vigilando la casa. Un primer intento de poseer el cuerpo de Janice fracasa estrepitosamente, y uno de los tres BhE es destruido en el intento (Janice posee Chi 4). Sin comprender lo que sucede y sin saber muy bien qué hacer, deciden pedir instrucciones a su señor. Y es justo en este momento cuando el PJ hace su aparición en esta historia.

Primera cita
Janice, evidentemente, sospechará que el PJ sea un agente enemigo o algo así e intentará concertar una cita para intentar averiguar discretamente cuál es su relación con James Stockwell. Los BhE encargados de vigilar la casa se limitarán a seguir discretamente a la pareja tomando prestados los cuerpos de los vecinos de la joven (ver más arriba).

La velada transcurrirá agradablemente, y esa noche el PJ regresará muy tarde a su hotel, ya que como hemos visto Janice se encargará de que así sea. Nada más entrar en su habitación, un PJ observador podrá advertir que alguien la ha registrado con mucho cuidado. El registro ha sido efectuado por Jiang Shen, que se ha descolgado por la fachada del hotel burlando así la puerta de seguridad de la suite (Janice le ha telefoneado durante la cita diciéndole en qué habitación se hospedaba el PJ (por ejemplo, mientras iba «a empolvarse la nariz un momento»).

El no encontrar nada sospechoso hará que los dos agentes de Pi Tui desconfíen del PJ. Es evidente que si Shen encuentra algo raro en la habitación del PJ (armas, documentos falsos, cualquier cosa relacionada con la Guerra Secreta, etc.), entonces tendrán motivos más que reales para sospechar de él. Es muy probable que si el árbitro ha intercalado esta aventura en una campaña más larga el jugador relacione el registro del que ha sido objeto su habitación con el argumento de ésta otra. Y precisamente ése es el objetivo de la aventura: añadir una pequeña subtrama a la campaña que en ese momento se esté arbitrando.

Janice hará lo posible para volver a quedar de nuevo con el personaje, ofreciéndose a enseñarle la ciudad mientras deja la puerta entreabierta para que el PJ inicie una relación sentimental con ella. En principio los auténticos motivos de la joven no son otros que los de obtener el máximo posible de información acerca del personaje, aunque un árbitro romántico bien podría incluir aquí un verdadero interés de la joven por el PJ, y este asunto incluso llegar a convertirse en un excelente gancho melodramático para el PJ si es que ésta es su primera partida de Feng Shui.

Ronnie Wong, el chino malo

Reencuentro
La siguiente vez que se citen Janice y el personaje los sucesos se precipitarán. En primer lugar, los BhE asignados a vigilar a Janice habrán recibido una orden directa de Azazel de eliminar a alguien que podría ser un peligro para su misión y para su raza (éste es el primer informe recibido sobre un fracaso a la hora de intentar poseer a alguien). Respecto al PJ, mientras no demuestre ser una amenaza pueden hacer lo que quieran con él…

Para ello dos de los BhE poseerán a dos de los vecinos de piso de Stockwell. A uno de ellos mientras duerme y al otro mientras se ducha, y, haciéndose pasar por vecinos que necesitan su ayuda, lograrán que la extrañada joven (que está lista para enfrentarse a un comando ninja pero que lo último que se espera es a estos dos estrambóticos personajes) les abra la puerta, momento que aprovecharán para acuchillarla a traición. Herida de muerte, la joven huirá al salón mientras se defiende como buenamente puede hasta derrumbarse en un charco de sangre…, y es precisamente entonces cuando se escucha el característico timbre de la puerta del ascensor al abrirse en esta planta.

La arquitectura del edificio proporciona un buen escondrijo cerca de la puerta del apartamento (que en el tumulto se ha quedado abierta), y eso es exactamente lo que harán «Hans» y «Tomoko»: esconderse. Instantes después el PJ llamará a la puerta, descubriendo que no está cerrada. Al entrar el personaje lo primero que verá será el cuerpo tendido de Janice… momento que aprovecharán los BhE para atacarle por sorpresa. Una vez éste haya logrado, esperemos, derrotarles (o éstos le hayan dejado inconsciente), cachearán al desconocido en busca de alguna pista. Al no descubrir nada interesante decidirán concederse un pequeño premio por haber cumplido su función de manera tan efectiva, ya que tendrán lo que les parece una brillante idea para divertirse (no olvidemos que son demonios, se dedican a hacer estas hijoputadas sólo por diversión): uno de ellos le poseerá mientras está inconsciente y llamará a la policía confesándose autor de un (doble/triple) crimen pasional; después cerrará la puerta, se servirá un buen vaso del excelente whisky de malta que hay en el apartamento y se sentará tranquilamente a esperar a la policía, liberando al PJ solamente cuando los agentes procedan a derribar la puerta. Una vez la policía haya llegado a la planta se marcharán, flotando por los conductos del aire acondicionado en pos de su amo…

Si por algún motivo el PJ tuviera una puntuación de Chi de 3 o más, el intento de posesión fracasará espectacularmente (causando la destrucción de otro BhE). Ante esto, usarán el cuerpo que todavía controlen para intentar asesinar al PJ clavándole un cuchillo. Momento en el cual harán aparición varios agentes de policía (les habrá llamado otro vecino alertado por el ruido de la pelea), que salvarán el culo al PJ.

La pesadilla
Poco después, el PJ será despertado por el ruido de los golpes que varios policías propinan a la puerta del apartamento. Si el PJ sabe algo de cantonés oirá cómo éstos le piden al guarda de seguridad de edificio que abra la puerta con su tarjeta maestra. El PJ tiene escasos segundos antes de que los policías, arma en mano, entren en el apartamento cuan unos hombres de Harrelson cualesquiera. Tomando tranquilamente un whisky, con su confesión grabada de su propia boca en la central de avisos de la policía, descubierto junto al cadáver de una joven que pronto se descubrirá que no es quien el PJ dice que es, y con los posibles cadáveres de dos honrados hombres de negocios extranjeros… el personaje resulta más sospechoso que un gitano haciendo footing.

Se le detendrá, se le leerán sus derechos y, entre los flashes de la cámara de un periodista especialmente rápido en llegar a la noticia («¡Jodída prensa!»- gruñirá en cantonés uno de los polis que le escoltan), le meterán en un coche de policía para llevarle a la comisaría (recomiendo remarcar la imagen del PJ con esas pequeñas heridas estilo Bruce Willis, tan carismáticas de los héroes de las pelis de acción). Sin embargo, a mitad de camino de la comisaría, el coche patrulla en el que viaja será atacado por ¡un taxi! Después de los primeros volantazos de rigor, el conductor del taxi sacará por la ventanilla un UZI y disparará contra las ruedas del vehículo policial, el conductor del cual perderá el control y se saldrá de la carretera en un espectacular accidente. Un minuto después el PJ se hallará aturdido entre los restos del coche, sorprendentemente ileso (Ronnie ha usado un poco de magia para protegerle de lo peor del golpe). De repente alguien arrancará la puerta y le sacará de allí (arrastrando fuera también a los dos heridos e inconscientes policías), instantes antes de que el coche estalle en llamas (no podía ser de otra manera). En cuanto el PJ esté mínimamente en condiciones verá que su atacante/rescatador no es otro que ¡el desagradable taxista que le ha estado llevando a todas partes!

Una vez a salvo y lejos del lugar del incidente, mientras conduce a toda velocidad por las calles de Kowloon, el taxista se presentará como Ronnie Wong, y dice que ha venido a buscarle desde el futuro para que le ayude a salvar al mundo de una raza de demonios intangibles que quieren conquistar la realidad y…

¿Qué carajo ha sucedido?
La prolongada posesión a la que está siendo sometido Horner por parte de Azazel está haciendo que el control del demonio sobre la mente del científico se resquebraje a medida que ambas psiques se funden lentamente. Por el momento, los periodos en los que Horner vuelve a controlar su cuerpo son mínimos, y está limitados a ciertos y espaciados momentos en los que Azazel debe sumergirse en un trance regenerador de energía psíquica. Durante esos cortos instantes Horner no sólo controla de nuevo su cuerpo, sino que además ha logrado crear un escudo mental que le sirve para ocultar parte de sus pensamientos al demonio. Aprovechando uno de esos periodos, Horner ¿logró? ¿acaba de lograr? ¿logrará? enviar un mensaje (usando el viejo truco de Marty McFly, lo hará por entrega postal de la Wells&Fargo) a su antiguo compañero de batallas residente en el futuro: Ronnie Wong. Como Horner conoce bien las reglas de andar jugando con el tiempo (no en vano es un científico), en vez de intentar cambiar algo que ya ha sucedido (la muerte de la chica, de la que acaban de informarle), lo que hace es decirle a Wong que intente salvar al PJ, con la esperanza de que a partir de ese momento puedan alterarse los hechos que pueden suceder. Éste, inmediatamente se puso en marcha hacia la coyuntura de 1996…

A partir de este momento el DJ es libre de desarrollar la trama como quiera, incluso si lo desea puede hacer que el PJ llame a otros PJs para intervenir en la misma. Sólo tiene que tener en cuenta que el PJ es ahora un asesino peligroso buscado por la policía de Hong Kong (y posiblemente por la INTERPOL), por lo que, después de esto, su futuro esté probablemente abocado a convertirse en Guerrero Secreto a jornada completa, transición en la que Ronnie se ocupará de ayudarle, entrenándole si lo desea en las artes marciales y la poca magia que conoce.

Por otro lado, los Ascendidos se verán involucrados en la historia mediante William Chan y Nadia Tsui, dos agentes de plena confianza de los Ascendidos enviados a la ciudad para investigar qué demonios (nunca mejor dicho) está sucediendo en Hong Kong. Una vez allí asumirán la identidad de dos agentes especiales expertos en crimen organizado enviados a ponerse al frente de la investigación. Una vez descubran que ha habido magia involucrada en el extraño incidente del edificio Excelsior (y lo descubrirán, porque William posee un amuleto que le permite detectar cuándo se ha empleado magia recientemente en un lugar); intentarán, por todos los medios a su alcance, capturar vivo a Ronnie y al PJ para interrogarlos. Si lo logran y el PJ no escapa o si habla con ellos (más probablemente «sea interrogado por ellos»), puede que, previa consulta a sus superiores, incluso se ofrezcan a colaborar en el asunto (una raza demoníaca de usurpadores de cuerpos definitivamente NO es algo que los Ascendidos quieran ver correteando por su jardín). De todos modos, para los animales-hombres la muerte de Janice no encaja y, al principio, creerán que el PJ tuvo algo que ver en el asunto.

Mientras, la lucha entre los Arquitectos y la Mano se recrudecerá, iniciando lo que dentro de unos días la prensa llamará «el fin de semana negro de Hong Kong», con varios episodios de violencia aparentemente inconexa, pero que aquellos in the known (los que saben) identificarán claramente por lo que son: un violento atraco que termina con la muerte de la víctima, un atropello mortal en el que el conductor se da a la fuga, un caso de muerte por «resistencia a la autoridad» a resultas de una redada fortuita, un templo afectado por actos vandálicos, etc.

Las demás facciones intentarán mantenerse al margen del conflicto, pero si Azazel logra infiltrar a su gente entre ellos atizará el fuego para que entren en la lucha, mientras intentan llegar hasta los elencos superiores de las mismas. Dada la especial organización de su organización, en el caso de los Ascendidos esto sólo será posible si logran poseer a William o Nadia (queda en manos del DJ si esto es posible o no). Lo cual podría dar un giro de tuerca muy interesante a la partida en un momento dado.

Al principio, las sospechas de Jiang Shen recaerán sobre el PJ. Abordará a éste (en un momento en que se quede solo y Ronnie no esté cerca) en un lugar extremadamente público y, de forma más o menos enérgica, intentará sacarle todo lo que sabe (Shen estaba secretamente enamorado de Janice, y se tomará el asunto como algo personal). Lo normal sería que esta «entrevista» terminase con un local devastado y ambos contendientes echando sangre por la boca mientras tratan de levantarse del suelo. En este punto (y no antes) es posible que se detengan a escuchar lo suficientemente al otro como para darse cuenta de que en realidad no son enemigos, sino dos víctimas de las circunstancias. Es incluso posible que Jiang Shen una sus fuerzas a las del grupo para detener a Azazel (sería una manera interesante de meter a otro PJ en el juego).

Por su parte, también es posible que los agentes Chan y Tsui intenten llegar a un trato con el PJ: si les ayuda a atrapar a Shen (un agente de la Pagoda de Hielo es una presa sumamente apetecible) intercederán en su favor ante las autoridades y solucionarán la vida del PJ. Proporcionándole una nueva identidad en aquel lugar del mundo que desee y una respetable cantidad de dinero para «volver a empezar», o incluso sugerirán a sus superiores la «contratación» del PJ (si es que éste desea seguir participando en la Guerra Secreta). En sus manos queda la decisión final sobre con quién se alía o con quién se enemista durante esta truculenta historia.

Conclusión
Por supuesto, si Ronnie y el PJ no lo logran, nada impide que otros logren pararle los pies a Azazel y los suyos (si lo que quieres es seguir la «línea oficial» del juego) y las aguas vuelvan a su cauce. O si lo prefieres el plan de Azazel podría tener un éxito relativo, infiltrándose en los demás grupos a la espera de una nueva oportunidad de dar un golpe de mano. O incluso tener un éxito total, causando un giro radical de los acontecimientos en el que el PJ se despierta un día para descubrir que vive en una sociedad en la que lo que antes eran pecados y vicios son ahora considerados virtudes y valores, y que está dirigida por una tecnocrática y jerarquizada (aunque no por ello menos despiadada) Iglesia Satánica, con Azazel en el destacado papel de anti-Papa y dirigiéndolo todo desde las sombras.

Lo que sabe Martin
Hace tiempo, hallándose en Hong Kong, asistió a la fiesta de cumpleaños de una vieja amiga. Durante la velada alguien le presentó a James Stockwell, y enseguida se hicieron amigos. Durante la breve estancia de Martin en Hong Kong, James se reveló como un perfecto anfitrión, demostrando un gran conocimiento de los modos y costumbres locales. Acerca de James, el amigo del PJ sólo sabe que su familia procede de Philadelphia, y que obtiene sus ingresos importando productos farmacéuticos orientales a EE.UU.

REPARTO

James U. Stockwell
Hijo de un técnico de nivel medio al servicio del Buró, su hermano Charlie y él dedicaron gran parte de su vida a sostener el orden establecido. No fue hasta que descubrieron la realidad que se rebelaron contra sus superiores, pasando a formar parte de un grupo de irregulares de los Dragones. Físicamente no es demasiado impresionante, aunque los años pasados combatiendo han endurecido a este flacucho científico. Todo eso por supuesto era antes de convertirse en Azazel. Cuando Azazel está presente (y eso significa casi todo el tiempo), sus ojos brillan con una intensidad y una malicia que asusta al más valiente.

Janice Stockwell (Janice Carter)
Procedente de una familia de la alta burguesía de Boston de la época victoriana, poco queda ya de la recatada y modosa joven que hace unos años descubrió accidentalmente la realidad de las cosas. Y es que hay ocasiones en que la guerra puede ser una liberación para algunas personas.

Jiang Shen
Este personaje, debido a que existe la posibilidad de que sea interpretado por un jugador, queda totalmente en blanco para ser modelado según tus deseos.

Ronnie Wong
Ronnie Wong es una continua caja de sorpresas par aquellos que están as u alrededor. En un momento puede decir un proverbio chino cargado de sabiduría (aprendido en el monasterio) para, inmediatamente después, contar el chiste verde más repugnante del mundo (aprendido en un burdel), después enfrentarse borracho con seis hombres armados con espadas y derrotarles en un torbellino de espectaculares movimientos de kung fu para, momentos después, pisar sus propios cordones de zapato y abrirse la cabeza contra el suelo. La idea de Ronnie que yo tenía en la cabeza es una mezcla entre el Jackie Chan más clásico y el Duende Tortuga. Si el PJ sobrevive a la aventura probablemente se convertirá en su mentor y guía en el nuevo mundo que ha descubierto. Si tienes un jugador del que te fíes lo suficiente, incluso podrías querer convertirle en un PJ. Cuando bebe le gusta cantar groseras canciones tradicionales irlandesas (aprendidas de su padre).

William Chan y Tania Tsui
Agentes de los Ascendidos hasta la médula. Decididos, fríos y capaces y, sobre todo, profesionales de la muette. Ambos cultivan una imagen muy a lo Matrix (mucha ropa negra y cara de cojones, gafas de sol, armas cromadas) que obviamente no cuadra con unos simples policías (pero nadie se atreve a indagar al respecto). William tiene sangre de Serpiente y Tania de Tigre.

Bene ha Elohim
Si hay que creer las leyendas los Bene ha Elohim son los espíritus (otros dirían ángeles) que desertaron de las fuerzas celestiales hace doce mil años. Los hombres los llamaron Bene ha Elohim, que significa «hijos de Dios». Uno de sus líderes era el llamado Azazel. Durante mucho tiempo vivieron entre los hombres intentando dominarlos. Finalmente Dios los borró de la faz de la tierra desatando el Diluvio Universal y encerrándoles en el Inframundo. Amaban aquello que no podían poseer por ellos mismos: el mundo de la carne, de las sensaciones y de la erótica de los sentidos. Por lo que buscaban apropiarse de cuerpos humanos con los que disfrutar de ellas.

Los BhE se manifiestan como una fina neblina vaporosa apenas perceptible (parecen humo de tabaco), y se mueven a la misma velocidad y con la misma facilidad que si fueran humo: «seres etéreos» sería una buena definición de ellos. Para poseer a sus víctimas se introducen en ellas a través de sus vías respiratorias (huelen como a nueces, una de las pocas formas de detectarles sin métodos mágicos = DIF 20), algo que sólo puede ser evitado moviéndose rápidamente fuera de su alcance (los BhE no pueden moverse muy rápido, tan sólo flotar lentamente en forma de tentáculos vaporosos). Durante el intento de «posesión» los BhE atraviesan una corta fase crítica (menos de un segundo) mientras se adaptan a su nuevo cuerpo. Si durante este segundo sucede algo que le impide tomar posesión del cuerpo (sufrir un ataque de tipo mágico, que el poseído tenga una puntuación de Chi superior a 3…) el BhE simplemente se muere, disipándose su esencia para siempre (y todo esto sucede sin que la víctima se entere de nada). Las personas temporalmente poseídas (con un máximo de seis horas seguidas) que sean más tarde liberadas por el BhE no guardarán recuerdo alguno del periodo durante el cual hayan estado bajo su control, pero de alguna manera su mente tratará de racionalizar el «hueco» («como se me pasa el tiempo», «no sé en que estoy pensando hoy», etc.). Durante el tiempo en que se hayan «fundidos» con la víctima, los BhE pueden hacer uso de todas sus habilidades y acceder a gran parte de sus memorias recientes. Los BhE son inmunes a todo tipo de ataque físico (en todo caso puede matarse el cuerpo que ocupan actualmente, forzando al GhE a salir del cuerpo), aunque quizás un ataque que pudiera afectar a un ser gaseoso sí que podría dañarle (¿una aspiradora? ¿una vela anti-tabaco? 8-p); así como determinados ataques mágicos. Por otro lado, por motivos desconocidos el simple hecho de intentar poseer a un individuo cuyo Chi sea superior a 3 les destruye en el acto.

¡Buena suerte y buena caza!

By Aker (quejas, dudas, lloriqueos o felicitaciones a lucky_dandy@yahoo.es )

Anuncios

Acerca de Bibliotecario

Administrador de Rolteca.es y Rol.es

Publicado el 23 noviembre, 2014 en Feng Shui y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: