EL RETORNO DE CYAEGHA


Escrito Por: Fernando López

Módulo para CTHULHU

    Aún recuerdo cuando fui con unos amigos a una tienda de rol y elegí comprarme “La llamada de Cthulhu”, juego inspirado en los libros de H. P. Lovecraft. Me gustó en aquel momento y me sigue gustando ahora.

 

Esta es una aventura basada en la historia de Howard Phillips Lovecraft, “El frecuentador de la oscuridad”. El monstruo más parecido que he visto, a sido Cyaegha [página 140 de “La llamada de Cthulhu”].

El guardián puede establecer el año que le parezca, ya que hay gente a la que le gusta jugar a Cthulhu en los noventa. Los investigadores tendrán que estar en un pueblo de cualquier país, [preferiblemente que sea católico], ya que en el pueblo vecino se encuentra la iglesia que desarrolla la aventura. En el lugar en el que se halla la iglesia, había anteriormente un cementerio en el que se convocaba y sacrificaba. Después, se construyó una iglesia encima, pero la gente no quería ir porque había un aura aterrorizadora. Fue por eso por lo que se construyó otra iglesia en el pueblo y se abandonase ésta. En ese momento, una reducida secta se infiltró en la iglesia convocando a Cyaegha regularmente. La Santa Inquisición, que aún existía, [ya que hablamos del 1800 más o menos], acabó con todos ellos y decidió vallar la zona de la iglesia para que no se produjesen más actos como el anterior. Desde entonces nadie a querido acercarse a la iglesia, y ha sido por eso por lo que una esfera irregular, que contenía al malvado Cyaegha, se ha quedado allí esperando años y años.

Los investigadores se encuentran reunidos en la casa de uno de ellos [a elección del guardián], en una apacible tarde de otoño. Mientras discuten, uno de ellos mira por la ventana y se fija en una iglesia del pueblo vecino y le pide unos prismáticos al dueño de la casa [este se los tendría que dar para el buen desarrollo de la aventura]. Como se supone que todos miran por la expectación, se sienten atraídos por la extraña iglesia. [En realidad es por un aura gigantesca que emana Cyaegha, y el guardián tendría que hacer que se interesasen por el asunto].

 

En el pueblo donde está situada la casa del investigador, hay una biblioteca en la que una tirada de Buscar Libros encuentra un libro de mitos de la comarca, que hace referencia a una leyenda sobre “El Gran Cyaegha” que dice que un tal Carlos Terrás hacía cultos a Azathoth y a Nyarlathotep, y que éstos decidieron llevarle a otro mundo, donde se convirtió en un monstruo llamado Cyaegha, que sólo puede salir al mundo exterior en completa oscuridad.

 

En ninguno de los dos pueblo hay periódicos y los periódicos de la comarca no hacen referencia sobre el tema. Los ayuntamientos no quieren decir nada sobre el asunto y una tirada de Psicología da a pensar que se ponen muy nerviosos al oír hablar sobre el tema pero no dirán nada.

 

El pueblo vecino es unos ¾ que el de la casa del investigador, y las calles estrechas y con las fachadas semi destruidas son lo más abundante.

La gente parece estar medio atontada y las respuestas a toda pregunta sobre la vieja iglesia (recordemos que hay dos) las responderán así:

  • Tú estaz “apardolao” o que. Si entraz ahí er bichejo eze te comerá.
  • Yo no zé nada de eza mierda.
  • Ezo ez un inzurto pa la ciudad
  • Como haiga un apagón zardrá y noz comerá a todoz.
  • […]

 

Una vez que los investigadores sigan para adelante, se darán cuenta de que la gente intenta evitar al máximo la iglesia y que los pájaros se desviarán de su rumbo sólo por no pasar por encima de ella. Entonces es cuando los investigadores se hacen el maravilloso regalo a la vista como es la iglesia que andaban buscando con tanto ahínco. Los investigadores se encuentran en una plaza barrida por el viento, empedrada de un modo muy raro, con una alta pared en uno de sus extremos y observando atónitamente la iglesia que se encontraba en una amplia meseta, rodeada de una barandilla de hierro y cubierta de una impresentable e indefinible maleza, que parecía haber sido sustraída de la misma selva Amazónica. La iglesia se hallaba en un estado de gran decrepitud. Algunos de los altos contrafuertes de piedra habían caído y varios delicados remates yacían ocultos por la inconmensurable maleza. Las fuliginosas ventanas de estilo gótico se encontraban enteras en su mayor parte, aunque faltaba un gran número de fragmentos de los parteluces. Lo que más les impuso fue cómo habían podido subsistir los cuadretes de vidrio pintados de color oscuro, teniendo en cuenta que a la mayoría de los chiquillos de todo el mundo les

complace el ir fragmentando los vidrios abandonados. En la plaza había un policía aparte de unas cuantas personas yendo de aquí para allá.

 

El policía se encuentra allí para que no haya ningún altercado público y por eso responderá a casi todas las preguntas que se le hagan. [El policía habla sin cecear, ya que es de otro pueblo]. Si se le formula alguna pregunta sobre la iglesia, éste responderá apresuradamente que los Italianos [se supone que el Papa], advertían a todo el mundo de que el edificio era maldito. También ha oído que una secta estaba en la iglesia haciendo sacrificios y que dejaron un terrible monstruo en la iglesia. Les explica que intentaron exorcizar el lugar pero sólo la luz podría hacerlo.

 

[Nota del escritor: Bien parecido a lo de la biblioteca, ¿no?] El guardia ya no sabe nada más sobre la iglesia y las respuestas a otros temas, las tendrá que solucionar el guardián.

 

[¡Por fin van a ir a la iglesia!] La iglesia está vallada por los alrededores para que nadie pueda entrar. Si quieren subir, tendrán que conseguir una tirada de trepar, ya que tiene unos barrotes que facilitan la subida, pero si alguien hace una tirada de descubrir o mira por la valla, encontrará un pequeño orificio de entrada por el que pueden pasar perfectamente. Si alguien se cae trepando, sufrirá 1d4 de daño, y tendrá que volver a tirar por trepar [lo mismo pasaría en la vuelta]. La puerta principal está cerrada y no se puede tirar abajo excepto con dinamita [solo que ésta avisaría a todo el mundo de que intentan entrar a la iglesia, y por ese “delito” les detendrían. Si los investigadores dicen que miran por los alrededores de la iglesia, verán una pequeña ventana por la que se puede acceder al interior de la iglesia.

 

Dentro, los investigadores podrán observar que la iglesia no ha sido habitada desde hace décadas. En la habitación, hay se encuentra una gran cantidad de telarañas y polvo débilmente iluminado por los rayos de sol que entraban por la ventana. Aparte de telarañas, había escombros, barricas viejas, cajas destrozadas y muebles de diversas clases, todo ello cubierto por una espesa capa de polvo [todo ello les puede dar a pensar a los investigadores que es un sótano].

En la esquina inferior derecha, hay una arcada que conduce al piso superior. En el sótano los investigadores sentirán un aura espectral [al igual que en todo el resto de la iglesia]. Si los investigadores no llevan luces, no podrán seguir avanzando, ya que si no se tropezaran con todo y habrá que quitarles puntos de vida [si son tan tontos como para no volver a por linternas, de vez en cuando se les quitará un 1d3].

 

Una vez en la planta baja, los investigadores ya no necesitan tanto el uso de las linternas. Todas las puertas interiores están abiertas de manera que se puede ir de un lugar a otro sin pararse. La colosal nave es un lugar casi fantástico con unas montañas de polvo impresionantes. Su altar y su púlpito en forma de reloj de arena, y sus titánicas cuerdas de tela de araña, extendiéndose entre los puntiagudos arcos de la galería y rodeando las bellísimas e interminables columnas góticas. Si los investigadores consiguen la tirada de descubrir, verán que los amplios ventanales no contienen santos, sino más bien imágenes censurables, y también se darán cuenta de que el altar tiene forma de Ankh o signo egipcio.

Los investigadores ven una especie de sacristía situada al lado del ábside. Dentro, hay un escritorio semipodrido y unas estanterías que llegan hasta el techo de altas llenas de libros desintegrándose y llenos de telarañas con sus respectivos bichos. Los intrépidos investigadores que tengan el valor suficiente como para buscar por la estantería, encontrarán la maravilla de las maravillas, una versión horrible del Necronomicon, el siniestro Liber Ivonis, el nefando Cultes des Goules de Comte d´Erlette, el terrible Unaussprechlichen Kulten de von Juntz, el infernal De Vermis Mysteriis de Ludwing Prinn, el Book of Dizan y los Pnkotic Manuscripts *. Aunque la única pega es que están custodiados por dos Viudas Negras **. [Nota del

escritor: No está hecho a cachondeo, ya que en libro de donde saqué la aventura dice eso, aunque el Máster puede cambiar los libros si quiere o hacer que estén más custodiados…] Encima del semi destruido escritorio se encontraba un cuaderno lleno de criptogramas casi indescifrables, que por mucho Ocultismo que se tenga, no se podrá descifrar en este momento.

En el vestíbulo de la parte delantera, hay una puerta que presumiblemente conducen hacia la torre y al campanario ennegrecidos.

La escalera es una espiral con altos y angostos peldaños de madera, y de cuando en cuando se puede ver el pueblo, ya que hay algunas ventanas. Pero cuando llegan al final, en vez de ver el esperado campanario, pueden comprobar que aquello no alberga ninguna campana, habiendo estado, evidentemente, destinada a menesteres muy distintos. La habitación, de unos quince pies en cuadro, está débilmente iluminada por unas cuantas ventanas ojivales, una a cada lado, pero casi opacas debido a la abismal cantidad de polvo depositada. En el centro, se irgue una columna de piedra curiosamente angulada de unos cuatro pies de altura y dos de diámetro, cubierta muy extrañamente en una de sus caras por extraños e irreconocibles jeroglíficos toscamente cincelados. [HASTA AHORA HEMOS ESTADO EN EL COMIENZO DE LA AVENTURA, AVISO]

Si los investigadores osan hacer una tirada de descubrir y la pasan, encontrarán que aparte de esa columna, hay un montón de polvo más grande de lo normal, que está situado en una esquina del supuesto campanario. Al limpiar, esparcir o lo que hallan hecho, verán un cadáver [tirada de COR y 1d3 o 0].Éste tiene unas claras evidencias, como para pensar que era periodista, ya que lleva unos zapatos, hebillas de metal, gemelos, un alfiler de corbata, y la más clara, una placa de reportero del Providence Telegram, aparte de un estropeado cuaderno de notas con tapas de cuero. Éste dice lo siguiente:

“El profesor Enoch Bowen regresó de Egipto en mayo de 1844… compró la Iglesia Libre Albedrío en julio… sus trabajos arqueológicos y sus estudios sobre ocultismo son muy conocidos.”

“El Dr. Drowne del 4.º Baptista advierte contra Sapiencia Sideral en sermón del 29 de diciembre de 1884.”

“Congregación 97 a finales de 1845”.

“1846: 3 desapariciones… Primera mención de Shining Traperzohedron.”

“1848: 7 desapariciones… Se empieza a hablar de sacrificios cruentos.”

“La investigación de 1853 resulta infructuosa… se habla de sonidos misteriosos.”

“Fr. O’Malley habla de culto del diablo con caja encontrada en grandes ruinas egipcias… dice que invocan a algo que no puede existir en la luz. Huye ante una pequeña luz, y se desvanece con una luz intensa. Entonces tiene que ser invocado de nuevo. Probablemente se enteró de ello por la confesión en su lecho de muerte de Francis F. Feeney, que había ingresado en la Sapiencia Sideral en 1849. Esa gente dice que el Shiningl Trapezohedron les muestra el cielo y otros mundos, y que el Frecuentador de la Oscuridad les revela secretos de algún modo…”

“Relato de Orrin B. Eddy en 1857. Le invocan contemplando el cristal y utilizando un lenguaje secreto que sólo ellos conocen.”

“200 o más en la congregación de 1863, exclusivamente para hombres.”

“Los muchachos irlandeses promueven alborotos en la iglesia en 1869, después de la desaparición de Patrick Regan.”

“Velado artículo en J. El 14 de marzo de 1872, pero la gente no habla del asunto.”

“6 desapariciones en 1876: el comité secreto apela al Mayor Doyle.”

“Prometida intervención en febrero de 1877. Iglesia cerrada en abril.”

“Los Federal Hill Boys amenazan al Dr. ……. y a sus correligionarios en mayo.”

“181 personas abandonan la ciudad antes de que termine 1877: no se mencionan nombres.

“Las historias de fantasmas empiezan alrededor de 1880. Trato de comprobar la veracidad del informe que asegura que ningún ser humano ha entrado en la iglesia desde 1877.

“Preguntar a Lanigan por la fotografía del lugar tomada en 1851…”

 

Si los investigadores miran lo que hay en la columna, verán que reposando en ella, hay una caja de metal de forma peculiarmente asimétrica; está abierta y en su interior hay un objeto de forma ovalada o irregularmente esférica de unas cuatro pulgadas de longitud, [unos 10 cm].

Aparte de eso, hay un bajorrelieve y hay que quitar el polvo si se quiere ver lo que hay. [También se supone que tienen que quitar la esfera.] Al quitar la esfera, se ve que no es una esfera irregular, sino un poliedro casi negro, estriado de rojo, con numerosas superficies planas e irregulares; y que se trata de un cristal muy singular. No está tocando el fondo, sino que está tendida unos centímetros más arriba por una ligera cinta de metal que rodea su centro.

Al cogerla, ejerce una fascinación tremenda, y los investigadores se quedarán unos instantes mirándola como tontos. En ella se puede ver mundos de maravilla formados en su interior.

Volviendo al trasfondo. En el se pueden ver unas figuras muy extrañas. [Sólo con más de 80 en Mitos de Cthulhu, y sacando la tirada, se puede averiguar que es Cyaegha, al igual que si se tiran los Mitos de Cthulhu para averiguar que significa la bola. [Recuerdo que ha de tener 80 o más.] Si se destruye el cristal en algún momento, saldrá de inmediato Cyaegha. Si se llevan el cristal a casa, en el momento en que estén en completa oscuridad (un apagón en una noche oscura, ventanas cerradas, un sótano…) también saldrá. Pero si la bola es guardada en su caja y se cierra, los investigadores se habrán pasado la aventura ya que lo han encerrado para “siempre”, con la condición de no reabrirla.]

Después de haber mirado la esfera, los investigadores deben realizar una tirada de escuchar, si la pasan, oirán unos ligeros ruidos que parecen ser ratas [si no se pasa la tirada no se comenta]. Si los investigadores no oyen nada o se quedan a admirar a tales bichos, éstas atacarán.

NO HAY NADA MÁS EN EL CASTILLO.

Una vez han salido de la iglesia, los investigadores deben saber qué hacer con la esfera [si es que aún la llevan]. A todos los investigadores les sigue intrigando la iglesia, [recuerdo que es por el aura] y se quedan en la misma casa. [Los investigadores tienen un periodo de seis días para sacar cosas en claro. Si están todavía con la esfera, El máster tiene que leer lo que se encuentra en negrita, y si no, se sigue con la letra normal de la partida.]

 

[Si los investigadores no han metido la esfera en su caja y la han cerrado bien cerrada, agonizarán en lo que queda de aventura. (Nota del escritor: JA, JA, JA…)]

 

Al sexto día, por la noche, habrá una tormenta en la que el pueblo vecino, en el que está situada la iglesia, sufrirá un apagón. [Los investigadores se tendrían que asustar] Éste dura veinte minutos y al transcurrir, los investigadores sentirán una rara presencia en el ambiente. [Explicación: Gracias al apagón, Cyaegha habrá salido de la esfera y está al acecho para atacar a los investigadores en el próximo apagón, ya que una vez cogida la esfera no lo invocaron. Cyaegha se encuentra en la iglesia, y es por eso por lo que si los investigadores toman la estúpida decisión de entrar allí, se lo encontrarán escondido y les atacará]

 

El pueblo está muy alborotado y bastante despoblado. Si se le pregunta a cualquier ciudadano éste responderá de la siguiente manera:

  • ¡Ya ha zalío, huyamoz ¡
  • ¿Por qué ha nozotroz, eh? ¿Por qué?
  • Quién habrá zío el capullo que lo ha zacao??? Como lo pille lo machaco.
  • Déjeme, tengo priza.
  • […]

 

Si los investigadores observan la parte exterior de la iglesia, verán que las vidrieras están tapadas por cojines y demás. [Si entran a la iglesia ya he comentado lo que les pasará]

[Si vuelven a casa, al día octavo sufrirán un grave percance]

 

Ocho días después del primer apagón, hay otro. Por la ventana se ve el pueblo vecino con toda la población en la misma calle, y escoltando a un cura que está a la vez haciendo gestos raros con las manos. Todos los aldeanos llevan antorchas y hay muchas hogueras. De repente se produce un viento infernal que hace que todas las antorchas se apaguen incluidos los artilugios que puedan tener los investigadores para hacer luz. Empieza una definida hinchazón de unos sonidos procedentes de lo que parece ser el interior de la temida iglesia. El aura en estos momentos es insoportable [1d6 de cordura]. UNOS MINUTOS MÁS TARDE APARECERÁ CYAEGHA.

 

En la noche del sexto día hay un apagón en el que inevitablemente sale de la esfera Cyaegha y ataca a los investigadores.

 

La mejor solución sería en el momento en el que se ha cogido la esfera, dejarla de nuevo en su lugar y cerrar bien cerrado el pequeño cofre.

Si los investigadores optan por llevarse la esfera a casa, la solución sería que una vez salido el monstruo, saliese algún investigador con la esfera y la guardase en el baúl. Otra solución es contactar con alguien que sepa el conjuro de Contactar con Cyaegha, y una vez convocado lo mandase a la cuarta dimensión [lo malo de esto, es que solo existen tres en todo el mundo por ahora].

 

Los investigadores que finalicen con éxito la misión, ganarán un dado de 100 puntos de cordura y los agradecimientos de todo un pueblo.

 

Si los investigadores son matados por Cyaegha o luchan contra él pero antes ha pasado por el pueblo y ganan, al día siguiente saldrá al día siguiente un periódico diciendo lo siguiente:

 

 

 

THE DAY

 

 

TERRIBLE BOMBA EN EL PUEBLO


La bomba fue puesta a las dos y media de la madrugada de ayer,

increíblemente murió toda la población y el pueblo ha

quedado totalmente aniquilado.


 

 

 

FUE 80

CON 120            Arma     % Ataque     Daño

TAM 200

INT 20 Tentáculo 100% 8d6

POD 35

DES 14            Armadura:     Ninguna

PT VIDA 160

MOV. 25 Volando

COR: 1d100/1d10

Anuncios

Acerca de Bibliotecario

Administrador de Rolteca.es y Rol.es

Publicado el 20 febrero, 2015 en La llamada de Cuthulu y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: