Archivo de la categoría: Mutant Chronicles

DURMIENTES DEL SUEÑO AZUL

Escrito por: David Alabort.

Aventura para “Mutant Chronicles”,

El módulo está pensado para 2-4 jugadores, y tiene como escenario las peligrosas junglas de Venus.

Es muy fácil adaptar esta aventura a tu campaña de “Cyberpunk”. Convierte a las Espadas Cautivas en un cuerpo mercenario en cualquier escenario tropical de las Guerras Corporativas (Krüger puede ser un veterano Mercenario, von Hentzau un Ejecutivo caído en desgracia, Valerian un Tecnomédico pelele, y Dominique y LeClerc dos Arregladores sin escrúpulos). El Muro Neural puede ser un revolucionario ciberimplante para cuyas pruebas se está empleando a los mercenarios (se teme que provoque ciberpsicosis). Las intrusiones en el sistema informático de la base en busca de datos sobre el personal, pistas, etc., pueden ser una buena ocasión de lucimiento para el Netrunner del grupo. Sustituye a las fuerzas de la Legión Oscura por Mercenarios de una Corporación rival, indígenas peleones, mutantes o lo que se te ocurra… y listos, ya tienes una aventura cyberpunk.

Puedes hacer el ambiente más vil, rastrero y realista, puesto que el honor militar y ese tipo de cosas no tendrá tanta importancia: conspiraciones entre Ejecutivos, ciberpsicosis a raudales, neurosis de combate… que te diviertas.

Introducción

Los PJs se encuentran en una base de los famosos Rangers Venusianos, el cuerpo de elite de las fuerzas armadas de Bauhaus. Varios de los soldados de la base Donnerberg se han vuelto locos, se han suicidado o han desaparecido. Se teme que la causa de estos acontecimientos sea un sutil ataque de la Legión Oscura, o un efecto secundario del “Muro Neural”, un nuevo dispositivo creado por Cybertronic, un implante craneal que (en teoría) protege al usuario contra los Dones Oscuros que afectan a la mente.

En realidad, no se trata de nada de eso, sino de algo mucho más triste y sórdido: numerosos soldados del batallón se han convertido en adictos al “Sueño Azul”, una sustancia alucinógena segregada por una planta de la zona, que acaba enloqueciendo a quien la consume. Y eso no es todo: algunos miembros del personal de la base han montado un lucrativo negocio clandestino enviando cargamentos de la planta a Heimburg, donde es depurada y vendida en las calles como la droga de moda.

Cómo introducir a los PJs en la trama.
Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: